Colores Fríos-Claros: adecuados para el relajo


Cuando pintamos con colores fríos-claros se consiguen ambientes tranquilos, reposados con un aire de intimidad de sofisticada elegancia. Estos tonos, se caracterizan por ser muy luminosos, son suaves y tenues lo que provoca que tengan la capacidad para evocar atmósferas infantiles u oníricas.

Por lo general, los muros pintados con estos colores se pueden realzar con molduras y puertas blancas. También se complementan de buena forma con muebles livianos, de maderas claras o degradados en distintos tonos blancos.

Finalmente, las cortinas deben ser de géneros traslucidos y livianos, como gasas, linos delgados con diseños de rayas o cuadrillé. Todos estos elementos transformarán ese lugar en un ambiente especial para el relajo y el descanso.

Tagged as: , , , ,